Comunidad: hacer ‘sangha’

Shanga

Mantener la inspiración y llevar el dharma a nuestra vida no es fácil, especialmente en estos tiempos en que los valores del dharma no son prioritarios y la forma de vida no favorece su práctica. Por ello, necesitamos apoyarnos mutuamente, contribuyendo entre todos a crear las condiciones favorables y creativas que nos permitan hacerlo. Necesitamos sentirnos parte de una comunidad que nos entiende, que comparte las mismas aspiraciones y la manera de dar sentido a la vida. Y también darnos ejemplo mutuamente, para ver que es posible y ayude a mantener viva la inspiración. En definitiva, apoyarnos en todo lo posible a vivir y morir con el máximo sentido y creatividad.

“Considerada en su realidad concreta, la sustancia del universo no puede dividirse, sino que, como una especie de átomo gigantesco, forma en su totalidad la única realidad indivisible.”

Theilhard de Chardin

Además y para que el dharma pueda arraigar en nuestras vidas, no ha de quedar relegado sólo al ámbito ‘espiritual’, necesita ser integrado en todas las áreas de nuestra dimensión humana, relacionándolo de manera abierta y enriquecedora con los diferentes aspectos de la vida, como son la cultura, la educación, el arte, la salud y demás áreas de experiencia.

Actividades y servicios del área de comunidad

  • Sala de meditación y práctica de dharma.
  • Sede social, mediateca, biblioteca, libros.
  • Actividades culturales relacionadas con el dharma como:
    • Talleres y seminarios
    • Conferencias y tertulias
    • Cine fórum
  • Actividades sociales, como excursiones, encuentros, celebraciones.
  • Actividades como yoga, chi-kung, terapia o crecimiento personal.
  • Redes de apoyo para los socios
  • Lugar de retiro (proyecto a medio plazo)